julio 7, 2022

Voluntariado lesbos

Campo de refugiados voluntarios en Europa

nuestro objetivo es actuar como un faro, un faro en condiciones difíciles, apoyando firmemente a los que más lo necesitan.  Lighthouse Relief (LHR) se fundó en la isla griega de Lesbos en septiembre de 2015, movilizándose para dar una respuesta de emergencia a los refugiados que llegaban. Posteriormente, LHR se amplió para apoyar a grupos vulnerables, como niños y jóvenes, en la Grecia continental. En la actualidad, Lighthouse Relief se centra en proporcionar apoyo psicosocial a grupos vulnerables en Grecia, y en prestar apoyo a los refugiados y solicitantes de asilo que se encuentran sin hogar en Atenas a través de nuestro proyecto Streetwork. Nuestra misión es proporcionar un alivio digno, inmediato y a largo plazo, a las personas que experimentan el desplazamiento. Utilizamos un enfoque sostenible y participativo, que es impulsado por aquellos a quienes servimos. Más información sobre nosotros →

Proporcionar un espacio seguro a las poblaciones vulnerables varadas en la Grecia continentalEl cierre de las fronteras en marzo de 2016 dejó a decenas de miles de personas varadas en campamentos de la Grecia continental, a menudo en condiciones inseguras e inhumanas. En vista de ello, nos adaptamos rápidamente para satisfacer las necesidades nuevas y emergentes de las poblaciones vulnerables atrapadas en períodos de limbo de larga duración, con especial atención a los niños y los jóvenes.    En la actualidad, nos centramos en proporcionar espacios seguros que ayuden a estos grupos a recuperar el sentido de la dignidad y de la comunidad en una situación por lo demás difícil. Esto se facilita a través de nuestros cuatro programas en el campo de refugiados de Ritsona: nuestro Espacio Amigable para los Niños (CFS), el Espacio de Participación Juvenil (YES), el Programa Deportivo (SP) y el Programa de Voluntarios Residentes (RVP). Lea sobre nuestras operaciones →

Punto de información para los voluntarios de Lesbos

Los Voluntarios Médicos volverán a realizar un trabajo médico regular en Lesbos a partir de noviembre. Tras el incendio de la noche del 9 de septiembre, la isla era un caos. Primero, los refugiados tuvieron que permanecer en las calles durante diez días bajo el sol y las altas temperaturas, sin tener suficiente agua para beber y sin suministros higiénicos básicos. Después, la mayoría de los antiguos residentes del campo Moria fueron alojados en el nuevo campo «Kara Tepe 2», y algunos de los refugiados fueron transportados al continente.

El gobierno griego había recibido apoyo de la Organización Mundial de la Salud para la atención médica en el campamento, una ayuda de emergencia a corto plazo. Un equipo de médicos de Noruega prestó atención médica a los refugiados en el nuevo campamento hasta finales de octubre. Nuestros voluntarios también apoyaron parcialmente esta labor.

A medio y largo plazo, las organizaciones no gubernamentales que ya estaban activas antes del incendio volverán a garantizar la asistencia médica. Los voluntarios médicos se han ofrecido a seguir atendiendo a los habitantes del nuevo campamento. Esta decisión ha sido precedida por largas y fuertes discusiones. Y es una decisión que también ha sido discutida con polémica entre nuestros voluntarios. Al final, llegamos a la conclusión: ayudamos donde se necesita nuestra ayuda. Con nuestra ayuda en el nuevo campamento, podemos garantizar la atención médica a los refugiados y un trato digno a los pacientes y a los traductores de la comunidad de refugiados. Y así intentaremos asegurarnos -dentro de nuestras competencias en atención médica- de que los refugiados estén bien atendidos.

Voluntarios de Samos

Solemos recomendar reservar hasta cinco noches en un alquiler barato y coordinarlo una vez en la isla. Dependiendo de la temporada y de las fluctuaciones de precios, el coste de una habitación en un piso compartido en Mitilene es de 200-300 euros al mes. Podemos proporcionarle pases de autobús mensuales y un almuerzo diario de lunes a viernes, lo que esperamos que le ayude a mantener los costes al mínimo.  Puede quedarse a largo plazoNecesitamos voluntarios que puedan responsabilizarse de ciertas áreas del campamento, aportar nuevas ideas a sus espacios y mantenerlos en buen estado. Ser un voluntario a largo plazo significa que puedes explorar cómo utilizar mejor tus habilidades y talentos, lo que esperamos que te proporcione una experiencia más satisfactoria y enriquecedora.

Ocasionalmente contratamos voluntarios que pueden permanecer un mínimo de seis meses como facilitadores de equipos. Los facilitadores reciben una remuneración que les permite permanecer en la isla más tiempo. Si estás interesado, indícalo en tu correo electrónico inicial a volunteerspikpa@gmail.com y el equipo actual te informará si estamos reclutando.Disfruta de un estilo de vida basado en la comunidadSomos un campamento pequeño, que acoge a unos 100 de los casos más vulnerables de la isla, y funcionamos como una comunidad. En la práctica, esto significa que la carga de trabajo fluctúa. Algunos días hay mucho trabajo y otros son mucho más tranquilos. Necesitamos voluntarios que se adapten, a veces hay que movilizarse rápidamente para responder a las emergencias y otros días lo más importante en el campamento puede ser mantener un ambiente tranquilo, beber té y conectar con nuestros residentes.

Voluntarios Indigo

Miles de voluntarios han acudido a las costas de Grecia desde que en 2015 comenzaron a aparecer imágenes de refugiados que llegaban en embarcaciones improvisadas y abarrotadas. Muchas personas, que trabajan como voluntarios en las 425 organizaciones no gubernamentales (ONG) que operan en Grecia, han desempeñado un papel fundamental en la gestión de la mayor crisis de refugiados que ha vivido Europa en décadas. Debido a la naturaleza ad hoc del voluntariado en las islas, hay pocas cifras fiables sobre el número de individuos que han acudido a prestar ayuda, pero Boris Cheshirkov, representante de ACNUR en Grecia, estima que el número es de «miles». Sin embargo, aunque los refugiados y otras organizaciones que trabajan en los campamentos afirman que los voluntarios de todo tipo han desempeñado un papel extraordinario en la respuesta humanitaria, dicen que los que no tienen formación corren el riesgo de empeorar las cosas para las personas a las que intentan ayudar. La ayuda sigue siendo muy necesaria. Las condiciones en los campos de refugiados griegos han seguido deteriorándose, y siguen siendo peligrosas e inadecuadas. Los campamentos carecen de servicios básicos. En los fríos meses de invierno, los refugiados se ven obligados a encender fuego en sus delgadas tiendas, lo que ha provocado víctimas mortales. El 11 de febrero, las Naciones Unidas pidieron la evacuación del campo de Moria, en Lesbos, que alberga a 18.342 personas en unas instalaciones construidas para 2.200, por temor al hacinamiento y al brote de enfermedades.

SHARE:
Blog 0 Replies to “Voluntariado lesbos”