marzo 26, 2020

La migraña: Todo lo que debes saber

Aunque las migrañas son extremadamente comunes, su causa exacta sigue siendo desconocida. Parece probable que el aura visual se relacione con un fenómeno llamado “depresión de extensión cortical”, que afecta temporalmente los impulsos eléctricos en el cerebro.

¿Qué causa una migraña?

El dolor de una migraña probablemente se relaciona con espasmos o irritabilidad de los vasos sanguíneos en el cerebro, que son sensibles al dolor (a diferencia del tejido cerebral en sí, que no tiene receptores de dolor).

A menudo es posible identificar ciertos factores de riesgo que aumentan la posibilidad de tener migrañas. Éstos incluyen:

  • Antecedentes familiares: las migrañas suelen presentarse en la familia.
  • Género: las migrañas son más comunes en las mujeres.
  • Estado hormonal: es natural que una mujer note un cambio en los dolores de cabeza y otros síntomas de migraña en la adolescencia o en el momento de la menopausia.

Muchas personas pueden identificar desencadenantes específicos para sus migrañas, como:

  • La falta de sueño
  • Saltarse las comidas
  • Abstinencia de cafeína
  • Estrés emocional o físico.
  • Ciertos alimentos o bebidas (incluyendo vino tinto, chocolate o queso añejo)

Sin embargo, para muchos pacientes con migrañas aisladas, es difícil identificar desencadenantes específicos. Además, la evitación del desencadenante por sí sola puede no ser suficiente para controlar los dolores de cabeza.

¿Cuáles son los signos de que mis síntomas visuales no se deben a una migraña?

Los síntomas visuales típicos de una migraña son “positivos”, lo que significa que algo brillante o brillante está interrumpiendo la visión. Las migrañas tienen menos probabilidades de causar síntomas “negativos” de oscuridad visual pura. Un episodio de oscuridad visual generalmente requiere una evaluación adicional para otras afecciones, incluido un ataque isquémico transitorio (mini accidente cerebrovascular).

¿Puedo tener una migraña sin dolor de cabeza?

Es bastante común tener migraña sin dolor de cabeza. El término médico para esto es “migraña acephalgic”. Excepto por la ausencia de dolor de cabeza, los síntomas visuales en este tipo de migraña son idénticos a los episodios que acompañan a un aura de migraña clásica.

¿Cuáles son los tratamientos agudos (a corto plazo) para la migraña?

Una migraña aislada sin dolor de cabeza generalmente no requiere ningún tratamiento agudo. Las primeras veces que alguien experimenta una migraña visual generalmente causa ansiedad. Sin embargo, esa ansiedad generalmente desaparece una vez que se familiarizan con los síntomas.

Algunos pacientes pueden saber cuándo comienza un dolor de cabeza. Pueden descubrir que el uso temprano de estrategias simples puede reducir un leve dolor de cabeza de raíz. Estas estrategias simples incluyen cosas como comer, tomar cafeína, meditar o tomar medicamentos de venta libre como acetaminofén o ibuprofeno.

Cuando los dolores de cabeza son moderados o severos, puede ser necesario un tratamiento adicional. La mayoría de los medicamentos para el dolor de cabeza funcionan mejor cuando se toman a tiempo para detener el dolor de cabeza antes de que se vuelva demasiado intenso.

Si el vómito es un problema, los pacientes pueden requerir medicamentos no orales, como inyecciones o supositorios rectales. Algunos pacientes encuentran que las combinaciones sin receta de analgésicos simples en combinación con cafeína son útiles. Otros pacientes prueban una clase de medicamentos recetados conocidos como “triptanes”.

Los triptanes están especialmente diseñados para trabajar en los receptores de los vasos sanguíneos y las células cerebrales para detener una migraña en una etapa temprana. Aunque hay varios triptanes diferentes, fabricados por varias compañías farmacéuticas diferentes, cada uno de estos es igualmente efectivo. A menudo se toman por vía oral, pero también vienen en forma de inyecciones y aerosoles nasales. Estos medicamentos generalmente no se consideran seguros en pacientes con antecedentes de accidentes cerebrovasculares, ataques cardíacos u otras enfermedades vasculares.

¿Cuáles son los tratamientos preventivos para la migraña?

Muchos pacientes que experimentan migrañas aisladas sin dolores de cabeza severos no requieren tratamientos preventivos específicos. Sin embargo, si un paciente es consciente de los desencadenantes particulares que parecen provocar un episodio, entonces se pueden evitar esos desencadenantes.

Para los pacientes cuyo patrón de migraña incluye dolores de cabeza frecuentes y severos, es muy razonable considerar tratamientos preventivos adicionales. El objetivo principal de cualquiera de estas estrategias es reducir la frecuencia general y la gravedad de los dolores de cabeza. Sin embargo, ningún tratamiento preventivo es 100 por ciento efectivo. Por ejemplo, se consideraría exitoso si un tratamiento preventivo ayudara a reducir la cantidad de dolores de cabeza severos de ocho por mes a dos o cuatro por mes.

Existen numerosos medicamentos que pueden usarse como tratamiento preventivo para la migraña. Los medicamentos utilizados como tratamientos preventivos pueden causar efectos secundarios, pero comenzar con una dosis baja y luego aumentar la dosis lentamente suele ser una estrategia útil.

Algunos medicamentos que se prueban comúnmente incluyen  amitriptilina y  topiramato.  Con menos frecuencia,  se usan medicamentos como el  propranolol  o el  ácido valproico . Para algunos pacientes,  las inyecciones de botulina  (en la frente y el cuero cabelludo) pueden ayudar a reducir los dolores de cabeza. Ciertas vitaminas, minerales y preparaciones herbales también se usan para ayudar a prevenir las migrañas.

¿Cómo puedo prevenir las migrañas sin usar medicamentos?

Algunos tratamientos preventivos para la migraña no requieren medicamentos. Muchas personas encuentran que el ejercicio regular los hace sentir mejor. Otras estrategias incluyen mejorar los hábitos de sueño o aprender a sobrellevar el estrés de manera más efectiva al aprender técnicas de relajación como la biorretroalimentación o la meditación.

SHARE:
Neurología, Psicología 0 Replies to “La migraña: Todo lo que debes saber”