agosto 13, 2022

Corticoides para la tos

Dexametasona para la tos en adultos

Benjamin Speich, PhD, Instituto de Epidemiología Clínica y Bioestadística de Basilea, Departamento de Investigación Clínica, Hospital Universitario de Basilea, Universidad de Basilea, Basilea, Suiza; y Centro de Estadística en Medicina, Departamento Nuffield de Ortopedia, Reumatología y Ciencias Musculoesqueléticas, Universidad de Oxford, Oxford, Reino Unido.

Este es un ensayo iniciado por un investigador (IIT) y el profesor Dr. med. Andreas Zeller actúa como patrocinador-investigador. El profesor Zeller dirigió el diseño del estudio y es responsable del desarrollo y la ejecución del proyecto, así como de la supervisión de la recogida, gestión, análisis e interpretación de los datos. El profesor Zeller contribuirá a la redacción del informe y tendrá la autoridad final sobre la decisión de presentarlo para su publicación. Este estudio está financiado por la Fundación Nacional Suiza para la Ciencia. El financiador no tuvo ningún papel en el diseño del estudio y tampoco tendrá ningún papel en la realización del estudio o en el análisis y la presentación de los resultados del estudio.

ReferenciasDescargar referenciasAgradecimientosLos autores desean agradecer los útiles comentarios y sugerencias de los revisores anónimos de la SNSF. Sus aportaciones permitieron mejorar la propuesta de estudio y la calidad científica. También nos gustaría reconocer el apoyo del profesor Alastair Hay, MB ChB, MD, MRCP, DCH, MRCGP, DFFP, FHEA, Centre for Academic Primary Care, Bristol Medical School, Population Health Sciences, University of Bristol, Bristol, UK. El profesor Hay ha compartido la amplia experiencia de su grupo de trabajo en la investigación de infecciones en la comunidad y la atención primaria con los investigadores del OSPIC. Los autores le agradecen los comentarios metodológicos que hizo a la propuesta y expresan su aprecio por su orientación como experto externo al estudio. Se agradece a la CTU y al Departamento de Farmacia del Hospital Universitario de Basilea su orientación y colaboración en el diseño del estudio, las aprobaciones reglamentarias y la realización de la investigación.

¿Los esteroides te hacen toser con mucosidad?

INTERVENCIONES Placebo o propionato de fluticasona 1 mg dos veces al día durante tres noches y 500 μg dos veces al día durante 11 noches. Grabación en vídeo de los niños por la noche: dos noches de referencia, las noches 3 y 4 después de tres días de corticoides inhalados, y las noches 15 y 16.

RESULTADOS Se reclutaron 50 sujetos. La mediana del número de toses en el periodo basal para el grupo de corticoides inhalados y el grupo de placebo fue de 92 y 71, respectivamente (p = 0,43) y, en las noches 15 y 16, de 8 y 36, respectivamente (p < 0,01). En comparación con la situación inicial, ambos grupos de sujetos mejoraron significativamente en las noches 15 y 16 (p < 0,01; p < 0,01). Al comparar los grupos de corticosteroides inhalados y de placebo, la tos se redujo a una mediana del 22% y el 57% de los totales iniciales en las noches 3 y 4, respectivamente (p = 0,38), y del 8% y el 35% en las noches 15 y 16, respectivamente (p = 0,02). 17 de los 24 sujetos con corticoides inhalados que completaron el estudio y 8 de los 23 con placebo mejoraron en un 75% después de dos semanas (p = 0,03).

Hasta hace poco, la tos y los síntomas nocturnos no se mencionaban en las características clínicas del asma infantil.1-3 Las directrices británicas más recientes sobre el asma afirman que «no se han definido adecuadamente los criterios para definir el asma en presencia de tos crónica o recurrente».4 Parece que muchos niños con tos persistente aislada, en ausencia de otros síntomas respiratorios, se consideran ahora asmáticos.5-7 Sin embargo, los aspectos clínicos y epidemiológicos de la tos persistente aislada en la infancia difieren del asma infantil5

Prednisona 20 mg para la tos

El objetivo de este estudio es evaluar si un tratamiento de 5 días con prednisona administrada por vía oral proporciona beneficios relevantes para el paciente al mejorar la calidad de vida relacionada con la tos de los pacientes con tos postinfecciosa desencadenada por una infección del tracto respiratorio superior (URTI) y que buscan atención en las consultas de atención primaria de adultos. El estudio pretende describir un perfil de eficacia y seguridad para un tratamiento de 5 días con prednisona en comparación con un curso de 5 días con placebo.

Los médicos de cabecera (GP) proporcionan a los participantes frascos de vidrio con medicación de aspecto idéntico, numerados y marcados, con 5 dosis diarias de 40 mg (2 comprimidos de 20 mg) de prednisona (grupo de intervención). Los PREDNISON Galepharm Tabl. 20 mg se fabrican de acuerdo con las directrices de las Buenas Prácticas de Fabricación (BPF).

La elección de participar en un estudio es una decisión personal importante. Hable con su médico y sus familiares o amigos sobre la decisión de participar en un estudio. Para obtener más información sobre este estudio, usted o su médico pueden ponerse en contacto con el personal de investigación del estudio utilizando los contactos que se indican a continuación. Para obtener información general, conozca los estudios clínicos.

Dosis de prednisolona para la tos en adultos

Si alguna vez ha tenido bronquitis aguda, esta historia le resultará familiar. Incluso si nunca has tenido bronquitis, leer esto puede ayudarte a obtener algunas ideas útiles sobre el uso de esteroides en el tratamiento de problemas médicos comunes.

Hacía poco que había empezado a ver a un nuevo médico de atención primaria, así que me planteé pedir cita la semana siguiente, pero no me apetecía pasar un fin de semana de tos constante. Fue entonces cuando recordé que una colega mencionó que había acudido a un Centro de Atención Inmediata Norton cerca de su casa un fin de semana cuando se le agudizó la bronquitis.

Se sorprendió de que le recetaran esteroides, algo que por primera vez le preocupaba, dadas las cosas negativas que se oyen sobre ellos. Pero funcionaron bien y su tos mejoró notablemente al día siguiente.

«Los corticoesteroides suelen recetarse para ayudar a tratar afecciones inflamatorias o del sistema inmunitario como la artritis, la artritis reumatoide, la colitis, la bronquitis, el asma, los problemas pulmonares crónicos y ciertas erupciones cutáneas», explica el Dr. Jennings.

Afortunadamente, mi reciente saga de bronquitis dio un giro feliz gracias en parte a los esteroides. Inspirado por la experiencia de mi colega, llamé al Centro de Atención Inmediata Norton de mi barrio. A las 9:30 de la mañana de ese sábado me atendió un médico que evaluó mi respiración, temperatura, historial y otros indicadores médicos clave.

SHARE:
Salud 0 Replies to “Corticoides para la tos”