agosto 8, 2022

Amigos antes que

Citas de amistad

Las amistades pueden tener un gran impacto en tu salud y bienestar, pero no siempre es fácil desarrollar o mantener amistades. Comprende la importancia de la conexión social en tu vida y lo que puedes hacer para desarrollar y alimentar amistades duraderas.

Los buenos amigos son buenos para la salud. Los amigos pueden ayudarle a celebrar los buenos momentos y proporcionarle apoyo en los malos. Los amigos evitan el aislamiento y la soledad y te dan la oportunidad de ofrecer la compañía necesaria. Los amigos también pueden:

Los amigos también desempeñan un papel importante en la promoción de su salud general. Los adultos con fuertes vínculos sociales tienen un menor riesgo de sufrir muchos problemas de salud importantes, como la depresión, la hipertensión y un índice de masa corporal (IMC) poco saludable. De hecho, los estudios han descubierto que los adultos mayores que tienen relaciones significativas y apoyo social tienen más probabilidades de vivir más tiempo que sus compañeros con menos conexiones.

A muchos adultos les resulta difícil entablar nuevas amistades o mantener las existentes. Las amistades pueden quedar relegadas a otras prioridades, como el trabajo o el cuidado de los hijos o de los padres mayores. Puede que tú y tus amigos os hayáis distanciado debido a cambios en vuestras vidas o intereses. O tal vez te hayas mudado a una nueva comunidad y aún no hayas encontrado la forma de conocer gente.

Amistad o relación que es más importante

Los seres humanos no prosperan solos. Necesitamos a nuestra familia y amigos como pilares de apoyo, especialmente en los momentos difíciles. Contar con una sólida red de familiares y amigos que nos apoyen ayuda a mejorar nuestro bienestar mental. Aprenda más sobre la importancia de tener esta red de apoyo y cómo puede mantener y construir una.

Como dice el refrán, “ningún hombre es una isla”: todo el mundo necesita compañía y un hombro en el que apoyarse. Es importante rodearse de familiares y amigos que nos apoyen y reconforten tanto en momentos de alegría como de angustia. Los estudios han demostrado que tener relaciones de apoyo es un fuerte factor de protección contra las enfermedades mentales y ayuda a aumentar nuestro bienestar mental.

¿Qué significa tener una red de apoyo de la familia y los amigos? Tener una red de apoyo de la familia y los amigos no significa que uno deba tratar de hacer tantos amigos como sea posible por el simple hecho de hacerlo. Por el contrario, uno debe esforzarse por centrarse en las varias relaciones importantes con un puñado de personas de su círculo social y fortalecer estas relaciones.

Amistad

Diagrama de una red social de niños de 7-8 años, trazado pidiendo a cada niño que indique otras dos personas con las que le gustaría sentarse al lado en clase. La mayoría de los niños tienen menos conexiones que la media de aquellos con los que están conectados.

La paradoja de la amistad es el fenómeno observado por primera vez por el sociólogo Scott L. Feld en 1991, según el cual la mayoría de las personas tienen menos amigos que los que tienen sus amigos, por término medio[1], y puede explicarse como una forma de sesgo de muestreo en el que las personas con más amigos tienen más probabilidades de estar en el propio grupo de amigos. En otras palabras, es menos probable que uno sea amigo de alguien que tiene muy pocos amigos. En contradicción con esto, la mayoría de la gente cree que tiene más amigos que sus amigos[2][3][4][5].

La misma observación puede aplicarse de forma más general a las redes sociales definidas por otras relaciones distintas de la amistad: por ejemplo, la mayoría de las personas que tienen pareja sexual han tenido (por término medio) un mayor número de parejas sexuales que ellas[6][7].

A pesar de su carácter aparentemente paradójico, el fenómeno es real y puede explicarse como consecuencia de las propiedades matemáticas generales de las redes sociales. Las matemáticas que lo sustentan están directamente relacionadas con la desigualdad de la media aritmética-geométrica y la desigualdad de Cauchy-Schwarz[10].

Qué hace que una amistad sea fuerte

La periodista científica Lydia Denworth escribe que algo similar ocurre en nuestras vidas. Cuando algo tiene que ceder, a menudo son nuestras amistades, que pasan a un segundo plano frente a nuestras obligaciones familiares y laborales, o nuestra última aventura.

Pero eso es un error, argumenta en su nuevo libro, Friendship: The Evolution, Biology, and Extraordinary Power of Life’s Fundamental Bond. De hecho, las investigaciones sugieren que las amistades pueden ayudarnos a encontrar un propósito y un significado, a mantenernos sanos y a vivir más tiempo. La intimidad, el apoyo, la igualdad y los vínculos emocionales que tenemos en nuestras amistades son únicos.

Su libro honra las relaciones forjadas a través de fiestas de pijamas, hombros llorados y amabilidades que no necesitan ser devueltas. “La ciencia de la amistad te da permiso para salir con tus amigos y considerarlo saludable”, dice. “No estás siendo indulgente”. En una conversación con Greater Good, Denworth explica por qué necesitamos a nuestros amigos y cómo mantener esas conexiones fuertes, incluso en una pandemia.

Lydia Denworth:  Cuando eres muy joven, por supuesto, tu principal relación social es con tus padres o cuidadores. Pero cuando los niños van a la escuela, empiezan a tener amistades más profundas que implican, primero, hacer cosas juntos, y luego un elemento emocional más profundo y compartido. Luego, en la adolescencia, se vuelve aún más abstracto y relacional.

SHARE:
Noticias 0 Replies to “Amigos antes que”